Señor Jesús, tu nos dijiste

Señor Jesús, tu nos dijiste
“Rogad al Dueño para que envíe operarios a su mies”
Te pedimos por el don de vocaciones sacerdotales y religiosas
para que en todas partes sea amado tu Corazón.
Despierta en muchos jóvenes
una vocación sincera, alegre y entusiasta;
con un espíritu de bondad, humildad y sencillez y que quieran
compartir su vida como voceros de tu Evangelio.
Esto te lo pedimos por intercesión
del Inmaculado Corazón de María
y de San José nuestro protector.
Amado sea en todas partes el Sagrado Corazón de Jesús.
Por siempre. Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *