Saltar al contenido

Oración de San Manuel González

Señor Jesús: A vista de tantos seminarios y noviciados sin vocaciones,

y de tantos pueblos sin sacerdotes ni apóstoles, movido nuestro

corazón de la pena que arrancó del tuyo aquel angustioso lamento: la

mies es mucha, y los operarios pocos, obedientes a tu mandato de pedir

por éstos, te suplicamos:

Para que no falte quien lleve los niños a ti,

Envía operarios a tu mies, Señor

Para que vean los ciegos del alma y oigan los sordos y resuciten los

muertos y se evangelicen los pobres,

Envía operarios a tu mies, Señor

Para que los oprimidos del diablo sean libertados y los justos se justifiquen

más y los santos más se santifiquen,

Envía operarios a tu mies, Señor

Para que no deje de haber en cada pueblo quien diga a sus moradores:

he ahí vuestra madre mostrando a la tuya,

Envía operarios a tu mies, Señor

Para que todos los que sufren vayan a ti y descansando sobre tu pecho

encuentren la paz,

Envía operarios a tu mies, Señor

Para que en todo lugar se ofrezca a tu Nombre la limpia oblación de

la Hostia pura, santa e inmaculada,

Envía operarios a tu mies, Señor

Para que diariamente se realice tu deseo de que tus discípulos coman

tu Pascua y la casa de tu festín esté siempre llena,

Envía operarios a tu mies, Señor

Para que no quede un solo pueblo sin Sagrario y sin sacerdote que

lleve sus vecinos a él,

Envía operarios a tu mies, Señor

Para que tu nombre sea santificado, venga a nosotros tu reino eucarístico

y por todos los hombres en la tierra se cumpla tu voluntad como

por los ángeles en el cielo,

Envía operarios a tu mies, Señor

V/ Señor, que la mies es mucha y los operarios muy pocos.

R/ Envíanos santos sacerdotes y religiosos, según tu corazón

V/ María Inmaculada, Madre y Reina de los consagrados a Dios.

R/ Di a tu Hijo con la misma eficacia que en las bodas de Caná:

Mis hijos de la Tierra no tienen sacerdotes ni religiosos.