Oración al Corazón de Jesús

Dulce Jesús nuestro, Dueño de nuestros corazones, Hacedor de nuestras vidas, Verdadero Amante de las almas que a Ti se entregan por completo, Sustento de nuestras fatigas, Compañero fiel de nuestros días, Soberano de nuestros pensamientos, haz de nosotras madres piadosas, recogidas, alegres, enamoradas de tu Dulcísimo Corazón, fundidas en tus Santísimas llagas, para que, el clamor que cada mes elevamos a Ti, pidiendo santísimos sacerdotes, religiosos y religiosas, sea la llave que abra las almas de tantísimos jóvenes a quienes deseas llamar por nuestro clamor. Qué así sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *