El llamamiento del Reino

Para todas las mujeres que han hecho ejercicios espirituales no les parecerá raro encontrar en las 40 horas un eco de la meditación de San Ignacio del «LLAMAMIENTO DEL REINO».
Cuantas de nosotras sentimos encender ese fuego: ¡de conquistar el mundo para Dios!
Claro, no es posible para muchas embarcarse literalmente a las misiones.
Pero, Dios nos invita a formar parte en la salvación de las almas, nos llama a que seamos canales de gracias para todos los llamados y para todos los religiosos. Y por ellos a todas las almas.
A que seamos como los rayos de la custodia que contiene el » Corazón herido de Jesús».
A ese Corazón abierto podremos hacer entrar a todos. Primeramente a los religiosos que están en peligro. Luego a los que mas cerca están de llegar a la santidad, porque cuando un alma se eleva altísimo arrastra a miles. También podremos interceder por aquellos que son llamados. ¡Cuantas almas dependen su salvación del «si» generoso de los elegidos!.
!Que grande San Ignacio que supiste con los ejercicios contagiar a muchísimos a trabajar por el Reino y a dar el paso necesario de lanzarse a la santidad por la salvación de las almas!.
Por eso a todas las mujeres que quieran ser canales de gracias las invitamos a rezar todos los meses las 40 horas. Y a las que no han hecho ejercicios espirituales aún , a que los hagan. Verán ensanchadas sus almas en deseos magnánimos de conquistar almas para consolar al Corazón de Jesús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *