Cristo Rey

CRISTO REY 

En este mes nos preparamos para la celebración de Jesucristo como Rey universal de las almas y de los pueblos. 

Pero es muy justo y necesario que esta fiesta de Cristo-Rey se enmarque precisamente en el Calvario…La realeza de Cristo, debe referirse siempre al acontecimiento que se desarrolla en ese monte, y debe ser comprendida en el misterio salvífico, que allí realiza Cristo: el acontecimiento y al misterio de la redención del hombre. Cristo Jesús se afirma rey precisamente en el momento en que, entre los dolores y los escarnios de la cruz, entre las incomprensiones y las blasfemias de los circunstantes, agoniza y muere.  

En verdad, es una realeza singular la suya, tal que sólo pueden reconocerla los ojos de la fe: ¡Regnavit a ligno Deus!” Dios reina desde un madero1 

 

“Su «realeza» es totalmente diversa de la del poder mundano; se manifiesta y triunfa solemnemente sobre la cruz y desde la cruz; es una realeza de humildad, de pobreza, de ocultación, de disponibilidad, de donación, de sacrificio hasta la muerte. ¡Y su corona real está formada por espinas punzantes y dolorosas!2 

El deseo de una madre y de un padre es el bien de sus hijos, como madres y padres espirituales debemos poner todo nuestro empeño en trabajar por la salvación de las almas, lo cual no es otra cosa que hacer que Cristo reine en las almas y en nuestras sociedades. 

 

Que este mes de noviembre sean numerosas las almas que quieran adherirse a este proyecto de las 40 horas de oración por los sacerdotes y religiosos. 

 

Los invitamos pues a registrarse en los turnos de noviembre que comienzan el sábado 14 a las 15 hrs. y concluyen a las 6 de la mañana del lunes 16 

  

¡Dios los bendiga a todos y VIVA CRISTO REY! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *