Saltar al contenido

Letanías al Sagrado Corazón

Señor, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros
Cristo, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros
Señor, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros

Cristo, óyenos.
Cristo, óyenos

Cristo, escúchanos.
Cristo, escuchanos

-Dios, Padre Celestial,
Ten piedad de nosotros
-Dios Hijo, Redentor del mundo,
Ten piedad de nosotros
-Dios, Espíritu Santo,
Ten piedad de nosotros
-Santísima Trinidad, que eres un solo Dios,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, Hijo del Eterno Padre,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, formado en el seno de la Virgen Madre por el Espíritu Santo,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, unido sustancialmente al Verbo de Dios,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, templo santo de Dios,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, tabernáculo del Altísimo,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, casa de Dios y puerta del cielo,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, horno ardiente de caridad,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, santuario de la justicia y del amor,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, abismo de todas las virtudes,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, digno de toda alabanza,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, formado en el seno de la Virgen Madre por el Espíritu Santo,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, unido sustancialmente al Verbo de Dios,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, templo santo de Dios,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, tabernáculo del Altísimo,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, casa de Dios y puerta del cielo,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, horno ardiente de caridad,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, santuario de la justicia y del amor,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, abismo de todas las virtudes, Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, digno de toda alabanza,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, en quien se hallan todos los tesoros de la sabiduría, y de la ciencia,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, en quien reside toda la plenitud de la divinidad,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, en quien el Padre se complace,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, de cuya plenitud todos hemos recibido,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, deseado de los eternos collados,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, paciente y lleno de misericordia,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, generosos para todos los que te invocan,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, fuente de vida y santidad,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, propiciación por nuestros pecados,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, triturado por nuestros pecados,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, hecho obediente hasta la muerte,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, traspasado por una lanza,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, fuente de todo consuelo,
Ten piedad de nosotros
Corazón de Jesús, vida y resurrección nuestra,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, paz y reconciliación nuestra,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, víctima por los pecadores,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, salvación de los que en ti esperan,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, esperanza de los que en ti mueren,
Ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, delicia de todos los santos,
Ten piedad de nosotros

-Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
Perdónanos Señor.
-Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
Escúchanos Señor.
-Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
Ten piedad de nosotros


-Jesús, manso y humilde de Corazón,
Haz nuestro corazón semejante al tuyo.

 

Oración
Oh Dios todopoderoso y eterno,
mira el Corazón de tu amantísimo Hijo,
las alabanzas y satisfacciones
que en nombre de los pecadores te ofrece
y concede el perdón a éstos que piden misericordia
en el nombre de tu mismo Hijo, Jesucristo,
el cual vive y reina contigo por los siglos de los siglos.
Amén.

Consagración al Sagrado Corazón de Jesús, de San Juan Pablo II

Señor Jesucristo,

Redentor del género humano,

nos dirigimos a tu Sacratísimo Corazón

con humildad y confianza, con reverencia y esperanza,

con profundo deseo de darte gloria, honor y alabanza.

Señor Jesucristo,

Salvador del mundo,

te damos las gracias por todo lo que eres

y todo lo que haces.

Señor Jesucristo,

Hijo de Dios Vivo,

te alabamos por el amor que has revelado

a través de Tu Sagrado Corazón,

que fue traspasado por nosotros

y ha llegado a ser fuente de nuestra alegría,

manantial de nuestra vida eterna.

Reunidos juntos en Tu nombre,

que está por encima de todo nombre,

nos consagramos a tu Sacratísimo Corazón,

en el cual habita la plenitud de la verdad y la caridad.

Al consagrarnos a Ti,

los fieles renovamos nuestro deseo

de corresponder con amor

a la rica efusión de tu misericordioso y pleno amor.

Señor Jesucristo,

Rey de Amor y Príncipe de la Paz,

reina en nuestros corazones y en nuestros hogares.

Vence todos los poderes del maligno

y llévanos a participar en la victoria de tu Sagrado Corazón.

¡Que todos proclamemos

y demos gloria a Ti, al Padre y al Espíritu Santo,

único Dios que vive y reina por los siglos de los siglos!

Amén.

(Dicha en ocasión de un viaje a India, en 1986)

Oración de San Juan Pablo II, por las vocaciones

Jesús, Hijo de Dios, en quien habita la plenitud de la divinidad,

que llamas a todos los bautizados a “remar mar adentro”, recorriendo el camino de la santidad,

suscita en el corazón de los jóvenes el anhelo de ser en el mundo de hoy testigos del poder de tu amor.

Llénalos con tu Espíritu de fortaleza y de prudencia

para que lleguen a descubrir su auténtico ser y su verdadera vocación.

Salvador de los hombres, enviado por el Padre para revelar el amor misericordioso,

concede a tu Iglesia el regalo de jóvenes dispuestos a remar mar a dentro,

siendo entre sus hermanos manifestación de tu presencia que renueva y salva.

Virgen Santísima, Madre del Redentor, guía segura en el camino hacia Dios y el prójimo,

que guardaste sus palabras en lo profundo de tu corazón,

protege con tu maternal intercesión a las familias y a las comunidades cristianas,

para que ayuden a los adolescentes y a los jóvenes

a responder generosamente a la llamada del Señor.

Amén.

Castel Gandolfo, 11 agosto 2004