Testimonio de Verónica Ruiz de Torres

torres1-40 horasEl regalo del Señor, de vocaciones religiosas en mi familia, me despertó un afán, ya nunca satisfecho, de rezar por la santidad y perseverancia de las vocaciones sacerdotales y religiosas, y sobre todo, muchas, muchas vocaciones santas y perseverantes.
La necesidad de salvar almas : ¡¡¡ Cuán imperiosa necesidad!!! Y ¿Cómo se salvan las almas? Escuchando sobre Nuestro Señor Jesucristo, aprendiendo a conocerlo y a amarlo!!! ¿Y, cómo se le conoce y se le ama? Con santos y perseverantes sacerdotes y religiosas que lleven por el mundo entero su palabra y sus sacramentos.
Entonces surgió de alguien la maravillosa idea de las 40 horas, y pienso que fue una inspiración, porque cada mes, al acercarse el día 14, se van sumando, una a una, mamás, y no mamás, que desean tener hijos consagrados, o simplemente, que ven la absoluta necesidad de rezar por esa intención que El Señor nos ha pedido que tengamos.

torres1-40 horas
Y yo, particularmente, mientras van transcurriendo esas 40 horas, voy teniendo en mi pensamiento esta idea de un clamor de voces que suben al cielo, desde el mundo entero, una unión de oraciones que suben como una sola columna de humo desde todos los confines de la tierra. Qué hermosa imagen se me representa!!!! Y nada menos que pidiendo aquello que Nuestro Señor nos pide que pidamos!!! “Pidan al dueño de la mies…” En fin, creo que es algo grandioso a pesar de la pequeñez que representa para cada una de nosotras, una hora, dos, tres.. de oración en esos dias . Se me ocurre ver como aquella ” lluvia de rosas ” de santa Teresita, que nos devuelve el cielo en nuestros sacerdotes y religiosas, y jóvenes que quieren o querrán serlo.

Cada escrito de santo, o misionero, o cada historia, que llega cada mes con las 40 horas, es un aliciente más para seguir con este apostolado. Ayudemos a extenderlo!!! Que nuestro clamor sea gigante y el Cielo se asombre de nuestro ejército y quiera despertar más y más, encendidos amores que todo lo dejen por amor de Dios.

Un comentario

  1. cipriana patagua

    Hola como mama de una misionera y conocedora de muchos novicios y sacerdotes que pasan por aqui todos los años me siento más que obligada a rezar mucho por todos ellos que se encuentran por todos los continentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *