Oración de las madres que rezan las 40 horas

Escúchanos Señor
Mira nuestra unión de oraciones con todo el amor de Padre, que se complace en los esfuerzos de sus hijos
En estas 40 horas, queremos redoblar nuestro fervor.
Queremos ser como un torrente que se lanza impetuosamente hacia el océano
arrastrando tras de sí todo lo que encuentra a su paso,
queremos Jesús, hundirnos en el océano sin riberas de tu amor
llevando hacia Ti todas las almas de los consagrados .
Tú nos has permitido ser audaces contigo,
sabemos que cuanto más quieres dar, más haces desear.
Sabemos que la oración que llega a Ti, Señor,
envuelta de dulzura, conquista tu Corazón,
Sabemos que esta fuerza sobrenatural que nos dilata el alma se debe a los deseos que Tú nos inspiras.
Queremos levantar los ojos y contemplar los campos de mies ,
que ya están listos para la siega
y que nos digas” Siento por ustedes un amor tan tierno e incomprensible
que quiero que formen parte en la salvación,
pedidme trabajadores y yo los enviaré,
¡no espero más que una oración, un suspiro de vuestro corazón!”
Dadnos, Señor, un corazón maternal, reflejo del de María Santísima, que sea eco de este pedido,
que salve y santifique a los consagrados y de fuerzas a los que son llamados para la salvación de las almas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *