Bernardita Lizarraga de Fuentes

hermana IVERezo en las 40hs hace un año aproximadamente. Si bien no soy una “mamá IVE” (en el sentido literal de la expresión) sino que soy solamente una “hermana IVE”, esta cita se ha tornando para mi como ineludible, por varias razones:
1- Por la innegable obligación que tenemos todos los cristianos de rezar por la Santidad de los consagrados.
2- Porque Dios quiere mandarnos obreros pero quiere que se los pidamos.
3- Porque teniendo hermanos religiosos, algunos muy lejos, siento mucha paz al pensar que una vez por mes ellos pueden ver mi nombre en la lista y eso les recuerda que tienen una hermana que reza por ellos, que los tiene presente en su mente y en su corazón.
Pienso que, para ellos y todos los misioneros de nuestra querida familia religiosa, la existencia de este grupo, que los ama y que ama lo que ellos aman, les da mucha alegría y consuelo en los momentos de cansancio, dolor y soledad.
En fin agradezco esta iniciativa que por la gracia de Dios tiene el poder de estar en la retaguardia del combate que a diario luchan nuestros seres queridos: hijos, hermanos, amigos. Quiera, nuestro Señor Jesús escuchar las súplicas que hacemos por los que nuestro corazón especialmente ama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *